Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Accesibilidad
Ir arriba

Arriba

Tratamiento quirúrgico del glaucoma 09/09/2013

G9A1123-718x384

Se suele recurrir al tratamiento quirúrgico del glaucoma cuando la terapia médica es inapropiada, mal tolerada, poco eficaz o mal aplicada por un paciente en concreto, y el glaucoma sigue incontrolado con pruebas de que la lesión progresa o hay un riesgo muy alto de que empeore. El objetivo de la cirugía es favorecer la filtración y el drenaje del humor acuoso.

En el Institut de la Màcula escogemos la técnica quirúrgica más adecuada en función de las características del paciente y del estado evolutivo del glaucoma.

Trabeculectomía

La trabeculectomía es una cirugía filtrante de espesor parcial protegida que consiste en realizar una vía de salida del humor acuoso desde la cámara anterior del ojo hasta el espacio subconjuntival, lo que crea una ampolla de filtración subconjuntival.

Se indica para reducir la presión intraocular, cuando el tratamiento con fármacos hipotensores no es suficiente y la enfermedad avanza.

Su éxito a menudo depende de un correcto y oportuno tratamiento postoperatorio para influir en el funcionamiento de la fístula. El objetivo de esta operación es la cicatrización completa de las heridas epitelial y conjuntival pero con cicatrización incompleta de la herida escleral.

Esclerectomía profunda no perforante

Las operaciones no perforantes para glaucoma fueron descritas originalmente a principios de los años setenta del siglo XX. Su objetivo era reducir la presión intraocular y, así, evitar algunas de las complicaciones de la trabeculectomía estándar.

La esclerectomía profunda no perforante es una cirugía de drenaje para reducir la presión intraocular. Consiste en facilitar la salida del humor acuoso desde la cámara anterior del ojo al espacio subconjuntival sin llegar a perforar la cámara anterior.

Se realiza un tapete escleral superficial y una disección escleral profunda por debajo que deja solo una fina capa de esclera y de membrana de Descemet. Es fundamental para poder realizarse que el ángulo irido-corneal esté abierto. Se consigue una disminución de la presión intraocular de manera más fisiológica.

Es una cirugía menos invasiva y eficaz pero es técnicamente difícil.

Implante de dispositivos de drenaje de humor acuoso o válvulas

Se trata de una cirugía de glaucoma que consiste en insertar un dispositivo o válvula que conecta el espacio intraocular, mediante un tubo, al espacio subconjuntival, con un reservorio o plato.

Se han desarrollado diferentes tipos de dispositivos para mejorar la filtración que permiten derivar el humor acuoso al espacio subconjuntival ecuatorial.

Las válvulas o dispositivos de drenaje para glaucoma que se usan actualmente suelen consistir en un tubo que se coloca en la cámara anterior, en el surco ciliar o a través de la cavidad vítrea si el paciente ha sido intervenido con una vitrectomía. El humor acuoso fluye a través de este dispositivo hasta un reservorio extraocular, que se coloca en la región ecuatorial sobre la esclera.

Estos dispositivos suelen reservarse para casos complicados de glaucoma en los que ha fracasado la cirugía filtrante convencional o es probable que falle, o en casos en los que no se puede realizar porque el estado de la conjuntiva o del ángulo no lo permite.


Patologías relacionadas

· Glaucoma de ángulo abierto

· Glaucoma de ángulo estrecho


Autor

Dra. Marta Pazos MD, PhD
Número de Colegiada COMB: 38.658
Médico Oftalmólogo
Especialista en Glaucoma

Última modificación 3 Agosto, 2017 - 16:36