Image Image Image Image Image Image Image Image Image Image
Accesibilidad
Ir arriba

Arriba

La Barcelona Macula Foundation y el Institut de la Màcula estudian la relación del microbioma oral e intestinal con la DMAE

21/01/2020 · Noticia
IM_Captura-4-1024x681

El estudio MICROBEYEOME, que se encuentra en proceso de selección de candidatos por parte del Institut de la Màcula y la Barcelona Macula Foundation, pretende analizar la microbiota intestinal y bucal de pacientes diagnosticados de DMAE con la finalidad de poder abrir nuevas vías de investigación a la prevención y tratamiento de la enfermedad

La Barcelona Macula Foundation, en estrecha colaboración con el Institut de la Màcula y el Centro de Regulación Genómica (CRG), están trabajando en el estudio MICROBEYEOME que pretende analizar la microbiota oral e intestinal de pacientes diagnosticados con degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

El objetivo principal es caracterizar el microbioma mediante la secuenciación del ARN 16S de las personas con DMAE y compararlo con el microbioma de pacientes sanos, así como encontrar diferencias entre los diferentes fenotipos de DMAE. De esta forma se podrá identificar si una composición microbiana única puede asociarse a un fenotipo concreto. Con la premisa que el microbioma es potencialmente modificable, este estudio podría abrir nuevas vías de investigación a la prevención y/o posibles tratamientos para la DMAE.

El pasado mes de diciembre la Associació Discapacitat Visual Catalunya: B1+B2+B3, entidad que asesora y acompaña a personas con discapacidad visual y Medalla de Honor de la ciudad de Barcelona, premió a la Barcelona Macula Foundation con el I Premio para la Investigación de Enfermedades Visuales, dotado con 25.000 €, por este proyecto de investigación.

El jurado del premio lo formaban miembros de la Associació Discapacitat Visual Catalunya: B1+B2+B3, de la Sociedad Catalana de Oftalmología y del Colegio Oficial de Ópticos y Optometristas de Catalunya.

En estos momentos, el estudio se encuentra en fase de selección de candidatos. Esta primera fase consiste en una única visita, y los criterios de inclusión principales son los siguientes:

  • Pacientes mayores de 50 años, tanto diagnosticados con DMAE como pacientes sanos.
  • Los pacientes no deben haber tomado antibióticos durante los últimos tres meses.
  • Quedaran excluidos pacientes con otras enfermedades neurodegenerativas como la enfermedad de Alzheimer o la enfermedad de Parkinson, o en tratamiento para cualquier tipo de cáncer.

La degeneración macular asociada a la edad (DMAE) es la principal causa de pérdida de visión en población mayor de 50 años en los países desarrollados. Aunque los factores de riesgo de la enfermedad se han catalogado ampliamente, sus causas siguen siendo poco conocidas.

A nivel mundial, los principales centros oftalmológicos de referencia están implicados en la misión de mejorar los actuales tratamientos para la DMAE exudativa, avanzar en la prevención y en las técnicas de abordaje y encontrar tratamiento para la DMAE atrófica. El Institut de la Màcula, en estrecha colaboración con la Barcelona Macula Foundation, forman parte de este colectivo que aspira a revertir estas patologías de la visión que hasta hace poco tenían un desarrollo inexorable.

El rol del microbioma en la salud ocular

El microbioma es el ecosistema formado por los microorganismos que habitan nuestro cuerpo, principalmente en el intestino aunque también viven en la piel, la vagina o la boca. Hasta hace unos años se creía que estos pequeños inquilinos que conviven con nosotros pertenecían al reino vegetal y, por eso, las referencias eran como flora intestinal.

Cada individuo acoge un microbioma único y fundamental para la vida, que tendrá -en combinación con su genética- un rol clave tanto en la salud como en la enfermedad. El microbioma participa en procesos como la digestión, la producción de vitaminas, la regulación de estados inflamatorios y la diferenciación entre microorganismos patógenos y no patógenos. El sistema inmunitario y el microbioma mantienen un diálogo constante, pero, cuando esta relación se desequilibra, se pueden iniciar procesos patológicos.

En los últimos años se ha conocido la relación de la microbiota intestinal en enfermedades neurodegenerativas como Parkinson o Alzheimer, en trastornos del neurodesarrollo como el trastorno del espectro autista (TEA) o en síndromes metabólicos como la diabetes tipo II. De hecho, la modificación de la microbiota intestinal a través de la dieta se puede considerar uno de los objetivos para los síndromes metabólicos (obesidad, diabetes tipo II…).

Estudios recientes sugieren que el microbioma también puede tener un papel importante en enfermedades oculares como la uveítis o la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) exudativa. Lo que todavía se tiene que demostrar en muchos casos es si, los cambios observados en la microbiota, son la causa o la consecuencia de la enfermedad.

El Dr Jordi Monés, MD, PhD, nos explica, en este vídeo, qué es el microbioma, qué cambios pueden sufrir a lo largo de la vida y cómo afecta a nuestra salud:

SI QUIERES PARTICIPAR EN UN ENSAYO CLÍNICO, ENVÍANOS TUS DATOS AQUÍ Y EVALUAREMOS SI ERES ELEGIBLE

D-DnqH7XkAE2iUB

DMAE seca o atróficaDMAE exudativa o húmeda
Última modificación: 20 Febrero, 2020 - 10:08